La prueba que ayuda a pronosticar si el cáncer de mama se diseminó a otras partes del cuerpo o volvió. La prueba analiza la actividad de 70 genes diferentes en el tejido canceroso de la mama de una mujer que tiene cáncer de mama en estadio temprano y que no se diseminó a los ganglios linfáticos. Si hay un riesgo alto de que el cáncer se disemine o vuelva, esta prueba se puede usar para ayudar a planificar el tratamiento con medicamentos contra el cáncer: también se llama MammaPrint.