Se aplica a un material, como por ejemplo, un hueso, que muestra distinta propiedad mecánica como respuesta a fuerza que actúa sobre él en distinta dirección.