Del lat. anxiĕtas, -ātis, f. Med.

El estado de agitación, inquietud o zozobra del ánimo. En medicina, la angustia que suele acompañar a la enfermedad, en particular a cierta neurosis, y que no permite sosiego al enfermo. La ansiedad es una sensación de inquietud, temor, aprensión y desastre inminente; no tan intensa o duradera como para ser incapacitante, como el trastorno de ansiedad que es persistente e incapacitante.
La ansiedad es una sensación subjetiva de aprehensión y elevación de al tensión fisiológica. El término se emplea a menudo como sinónimo de activación, si bien la ansiedad se suele restringir a estado elevado de activación que produce sentimiento de malestar. La afección se asocia estrechamente con el concepto de miedo, pero es más un sentimiento de lo que podría ocurrir que una respuesta a una situación evidente generadora de miedo. La ansiedad puede verse como un rasgo de la personalidad (carácter hereditario de ansiedad) y también como un estado temporal (estado de ansiedad). La ansiedad en el deporte puede resultar afectada por la situación competitiva objetiva y la situación competitiva subjetiva. Por lo general, un nivel alto de ansiedad precompetitiva reduce el nivel de rendimiento porque afecta la selectividad y/o la intensidad de la atención. El efecto negativo se puede deber al estado de ansiedad cognitivo (también llamado actividad cognitiva en tarea irrelevante) que empeora la capacidad para discriminar la información relevante de la información irrelevante, lo cual provoca pérdida de tiempo en la ejecución de tarea irrelevante: hay prueba de que el ejercicio regular reduce el nivel de ansiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.