Del lat. antagonista, der. del gr. ἀνταγωνιστής, m. Anat. Bot. Med.

La persona o cosa, opuesto o contrario a otra. Se aplica a la persona que actúa de manera contraria y opuesta a otra; especialmente, se aplica al personaje que se opone al protagonista de una narración o película cinematográfica: el antagonista más conocido de Sherlock Holmes es el doctor Moriarty. En anatomía, se dice del órgano cuya acción se opone a la de otro homólogo en la misma región anatómica, como cierto músculo, nervio, diente, etc. En botánica, el parásito con respecto a su víctima, o la víctima con referencia al parásito, por lo encontrado de sus intereses. Sinónimo de alelomorfo (Robledo Lecciones). En farmacología, el fármaco que interactúa negativamente con el punto de recepción (por ejemplo, en la unión neuromuscular) e inhibe una respuesta en un tejido u órgano. En antagonista es una droga que disminuye el efecto de un agonista, de modo que el efecto biológico de las dos sustancias actuando conjuntamente es menos que la suma de sus efecto de forma individual. El antagonista competitivo actúa por fijación al receptor del agonista, mientras que el antagonista no competitivo no se fija al mismo receptor que el agonista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.