Del gr. χορός, y el pref. antropo-, adj. Bot.

Se aplica a la planta y a la diseminación en que el agente dispersante es el hombre (Cola, Negri y Cappelletti). Se trata en primer lugar de las plantas cultivadas voluntaria e involuntariamente, de las llamadas mala hierbas, etc. Compara antropófito, apófito, arqueófito, eciófito, ergasiofigófito, ergasiófito, ergasiolipófito. Término debido a Rikli, Ber. Schw. Bot. Ges. XIII 1903.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.