Dicho del cielo: Cubrirse de nubes, nublar. En botánica, marchitar o poner mustias y secas las plantas o alguna parte de ellas. En desuso.