Se aplica a las algas clorofíceas cuya multiplicación se verifica por autosporulación (R. M.).