Es una sustancia en estudio para el tratamiento de cánceres hematológicos (de la sangre). El apolizumab se une a una proteína que se llama ID10, que se encuentra en la superficie de algunos tipos de células inmunitarias y células cancerosas. Podría ayudar al sistema inmunitario a destruir células cancerosas. Es un tipo de anticuerpo monoclonal.