f. Biol.

Modalidad específica de muerte celular, implicada en el control del desarrollo y el crecimiento.