Se aplica a la ingesta diaria de nutrientes esenciales recomendada por el Food and Nutrition Board of the National Research Council para adecuarse a las necesidades conocidas para mantener un buen estado de salud (ADR).