Del neol. lat. appressorium, de apprendere, por apprehendere, m. Bot.

En botánica, protuberancia o intumescencia formada en una hifa o en el tubo germinal de una espora fúngica, destinada generalmente a adherirse a la víctima durante la primera fase de la infección. Ver haustorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.