Del neol. lat. appressorium, de apprendere, por apprehendere, m. Bot.

En botánica, protuberancia o intumescencia formada en una hifa o en el tubo germinal de una espora fúngica, destinada generalmente a adherirse a la víctima durante la primera fase de la infección. Ver haustorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.