El arco que une diagonalmente dos ángulos en un tramo de bóveda, también llamado ojivo.