Bot.

Se le llaman a un conjunto de cristalinos tan sumamente diminutos que sólo con lo más poderosos aumentos microscópicos pueden discernirse sus ángulos y aristas constituidos casi siempre por oxalato cálcico. Son notables en las hojas de la belladona y de otras solanáceas, en los quinos, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.