Del lat. argentum, y pellis, m. Metal.

En sentido prístino dícese de la lámina de latón muy batida y con baño de plata.