Del lat. argilla, y -trofo, adj. Biol.

Se aplica al medio acuático cuya característica más importante, desde el punto de vista biológico, es la presencia de considerable cantidad de arcilla en suspensión (R. M.).