Del gr. ἀργός, y taxis, f. Biol.

Dícese de la ordenación de los cromatóforos que no obedece a la actividad de los mismos o a la del protoplasma, estimulada por la luz o por otro agente, sino meramente pasiva, como consecuencia del propio peso de aquéllos, es decir, por causa de la gravedad; es término propuesto por Pfeffer (Pflanzenphys., 2.ª ed., t. II).

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.