Del ár. hisp. alqílla, der. del ár. clás. qillah, m. Med.

Acción y efecto de arguellarse: deteriorar o desmedrar.