Del lat. argumentāre, tr. intr. Lóg.

Aclarar; exponer razones a favor o en contra de una cosa (argüir); disputar, impugnar una opinión ajena (argüir).