Se aplica a las armas, como las armas nucleares o armas químicas, que tienen el propósito de matar de forma indiscriminada a grandes número de personas (weapons of mass destruction [WMD]).