Med.

La relación oclusiva de los dientes opuestos, en todos los rangos funcionales y movimientos, que proporcione la máxima eficacia masticatoria sin ejercer una fuerza patógena sobre las estructuras bucales de soporte, los músculos de la masticación y la articulación temporomandibular.