Fís.

La resistencia derivada de la fricción entre la superficie de un cuerpo y el fluido por el cual se desplaza (fricción cutánea, arrastre viscoso). La partícula del fluido adyacente al cuerpo pierde velocidad y genera un flujo turbulento. La magnitud del arrastre superficial depende de varios factores: la velocidad relativa del flujo del fluido, el área superficial sobre la cual se produce el flujo, la aspereza de la superficie corporal y la viscosidad del fluido. El arrastre superficial suele ser más pronunciado cuando el cuerpo se desplaza por el aire que cuando lo hace por el agua. El deportista reduce la superficie de arrastre volviendo la superficie corporal más lisa, por ejemplo, llevando ropa ajustada de tela lisa y un casco aerodinámico. El nadador se depila el vello corporal para reducir el arrastre superficial y mejorar la percepción del agua y el movimiento coordinado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.