Se aplica a cada una de las continuaciones pares de las arterias subclavias que discurren a través de la extremidad superior, a la que irrigan, siguiendo a través del antebrazo hasta dar lugar a la arteria interósea palmar.