Med.

La complicación de la fiebre reumática que se caracteriza por la inflamación generalizada de las arterias y arteriolas. La fibrina, mezclada con restos celulares, puede invadir la piel, engrosando y volviendo más rígida la pared vascular, pudiendo existir hemorragia y exudado alrededor del vaso.