La acumulación anómala de líquido en el interior de la cavidad peritoneal como signo que precede al desarrollo de edemas generalizados a consecuencia de una pericarditis.