Del gr. ἀσφυξία, de ἄσφυκτος, f. Med. Bot.

La suspensión o dificultad en la respiración. En medicina, la falta de oxígeno en la sangre provocada por un fallo en la respiración; la sensación de agobio producida por el excesivo calor, el enrarecimiento del ambiente o por otra causa física o causa psíquica; la suspensión de la función vital debida a falta de oxígeno en la sangre, interrupción de la respiración, inhalación de gas nocivo, etc. Compara con sofocación (sofoco).
El término asfixia describe la pérdida del pulso, pero que se aplica a una serie de afección que se produce cuando se detiene la respiración y el latir del corazón. Si no se trata con rapidez, la asfixia priva al tejido de oxígeno, lo cual termina en pérdida del conocimiento y muerte. Puede estar provocada por la inhalación de agua y por la introducción de un alimento (sobre todo chicle) o un objeto en la tráquea. Todo deportista que haya perdido el conocimiento por un golpe en la cabeza o un desvanecimiento corre el peligro de asfixia si no se encuentra en una posición correcta (posición de recuperación), y que la lengua puede ir hacia atrás y bloquear la vía aérea, o bien el deportista puede ahogarse por aspiración involuntaria de su propio vómito. La asfixia es la dificultad para respirar por cualquier tipo de interferencia de la respiración, que causa un bloqueo parcial o completo. El estado se puede deber a causa interna, como un trastorno emocional, o a causa externa, como un golpe directo en la garganta. La asfixia, se dice coloquialmente, del deportista cuyo rendimiento empeora bajo tensión, como antes de una competición importante. Este deportista tal vez sienta como si estuviera físicamente asfixiado porque el músculo bronquial adquiere rigidez. Un deportista con ahogo o sofoco tal vez sea porque ha adoptado un ritmo erróneo o lo ha hecho con excesivo entusiasmo, lo cual supone la ejecución de un esfuerzo anaeróbico considerable demasiado pronto durante una competición. Por consiguiente, la acumulación de ácido láctico induce la hiperventilación y la incómoda rigidez de la vía respiratoria; alternativamente, el temor ante la competición puede inducir una hiperventilación excesiva. En botánica, metafóricamente se emplea el término asfixia para referir al fenómeno de descaecimiento vegetal debido a la falta de aire para la respiración, por lo regular aludiendo a la raíz. Se ha llamado también asfixia (Dutrochet, Mém. Pour serv., I.) al estado de rigidez de la mimosa y de otra especie análoga cuando se hace el vacío en torno a ella (F. Q.). En fitopatología, enfermedad producida, generalmente, por exceso de humedad en el terreno, prolongado durante tiempo suficiente, que impide la respiración de la raíz, casi siempre con formación de alcohol en su tejido; en el árbol de la población la asfixia se puede originar por escape de gas del alumbrado. El amarillo del cereal, en el invierno húmedo, es con frecuencia debido a la asfixia de su raíz (J. Del C.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.