Psicol.

El proceso cognitivo por el cual el niño incorpora nueva experiencia a su interpretación actual del mundo. La nueva experiencia se convierte en parte del esquema conceptual actual que, en consecuencia, se torna más completo y elaborado. Si la nueva experiencia no se puede asimilar, el esquema conceptual cambia.