Med.

Definido como la promoción de un patrón ventilatorio espontáneo óptimo que maximice el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono en los pulmones.