El proceso psicológico por el cual una idea o imagen evoca en la conciencia otra idea o imagen en virtud de la ley de antigüedad, semejanza y contraste.