Med.

El procedimiento por el que se extrae una pequeña muestra de médula ósea, por lo habitual, del hueso de la cadera, el esternón o el hueso del muslo. Se adormece un área pequeña de la piel y la superficie del hueso debajo de ella con un anestésico. Luego, se introduce en el hueso una aguja ancha especial. Se extrae una muestra del líquido de la médula ósea con una jeringa adherida a la aguja y se envía la médula ósea a un laboratorio para observarla al microscopio. Este procedimiento a veces se realiza al mismo tiempo que una biopsia de médula ósea.