Del lat. aspiratĭo, -ōnis, f. Tecnol. Med. Fisiol. Teol. Fon. Mús.

Acción y efecto de aspirar. Se aplica al objetivo que una persona se propone conseguir: pretender o desear, algún empleo, dignidad u otra cosa. En tecnología, la introducción de una sustancia gaseosa en un recipiente mediante succión. En medicina, la extracción de un líquido, por ejemplo, de una articulación hinchada. En fisiología, la introducción de aire u otra sustancia gaseosa en los pulmones (inspiración y espiración). Es la respiración externa; proceso por el cual el aire entra y sale de los alvéolos de los pulmones. En la teología mística, afecto encendido del alma hacia Dios. En fonética, la sustitución de un sonido por una aspiración sorda velar: /f/ > /h/. El soplo sordo de resonancia velar con que se realiza cierto sonido y que constituye su característica fundamental: en español, la aspiración de la «h» inicial de palabra es una característica del andaluz. El sonido del lenguaje que resulta del roce del aliento, cuando se emite con relativa fuerza, hallándose abierto el canal articulatorio. En música, el espacio menor de la pausa y que solo da lugar a respirar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.