Del lat. arsūra, de ardēre, v. tr. y r. Biol.

Quemar, requemar, abrazar, etc. Se aplica al guisado cuando se requema por falta de jugo u humedad; se aplica a los sembrados cuando se abrazan por el calor y la sequedad excesiva; etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.