Med.

Es una enfermedad poco frecuente, hereditaria, evolutiva y degenerativa de la niñez que causa la pérdida del control muscular, debilita el sistema inmunitario y aumenta el riesgo de padecer de cáncer.