Med.

La pérdida da la capacidad del pulmón para permitir la entrada y salida del aire de la zona atelectásica por la existencia de una presión intratorácica que comprime los alveolos; puede ser secundaria a embolismo pulmonar.