Se aplica al tratamiento que los expertos en medicina aceptan como apropiado para determinado tipo de enfermedad y que los profesionales de la salud usan de manera amplia: también se llama estándar de atención, tratamiento de referencia, y tratamiento estándar.