Med.

El sistema asistencial en el que los pacientes son ingresados en unidades en función de sus necesidades de asistencia determinadas por el grado de la enfermedad, en lugar de ser ingresados en unidades que se basan en la especialidad médica.