Abr. Bioquím.

Siglas de trifosfato de adenosina o adenosintrifosfato. Nucleótido de importancia fundamental como transportador de energía química en el organismo vivo. Es una adenina unida a un D-ribosa (la adenosina). La D-ribosa lleva tras grupos fosfato, unidos por puentes covalentes, estos puentes pueden sufrir hidrólisis para ceder una molécula de ADP (difosfato de adenosina o adenosindifosfato) y un pirofosfato (ATPasa). Ambas reacciones liberan abundante energía (alrededor de 30,6 Kj mol-1), que se utiliza para realizar proceso metabólico como la contracción muscular, el trasporte activo de ión y molécula a través de la membrana celular y la síntesis de biomolécula. La reacción que conlleva esos procesos suele necesitar la transferencia catalizada del grupo fosfato a sustrato intermedio. Muchas reacciones mediadas por ATP requieren iones de Mg2+ como cofactor. El ATP se regenera por la refosforlación de AMP y del ADP al utilizarse la energía química de la oxidación del alimento. Esto ocurre durante la glucolisis y el ciclo de Krebs, pero especialmente como resultado de la reacción de oxidación-reducción de la cadena de trasporte mitocondrial de electrones, que finalmente reduce el oxígeno molecular a agua (fosfarilación oxidativa).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.