La atracción que ejercen entre sí, recíprocamente, las moléculas de un cuerpo.