Med.

La ausencia u oclusión congénita de una porción duodenal, se caracteriza por vómitos a las pocas horas de nacer, cese de las deposiciones tras 1-3 días y habitualmente distensión epigástrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.