Med.

El trastorno que se caracteriza por el debilitamiento o atrofia simétrica de los músculos del pie y del tobillo, con dedos en martillo. Los individuos afectados pueden presentar un arco plantar elevado y una marcha torpe, provocada por la debilidad de los músculos del tobillo.