Del lat. atrophĭa, der. del gr. ἀτροφία, f. Biol. Bot. Med.

La falta de nutrición o nutrimiento. Se aplica a la falta de desarrollo de cualquier parte del cuerpo (vegetal o animal) por defecto o ausencia de nutrición o de actividad. En biología, la disminución en el tamaño o número, o en ambas cosas a la vez, de varios o un tejido del que forme o los que forman un órgano, con la consiguiente minoración del volumen, peso y actividad funcional, a causa de escasez o retardo en el proceso nutritivo. En botánica, el fenómeno en virtud del cual el proceso formativo de al substancia vital va menguando paulatinamente hasta anularse por completo, caso en el cual la célula, el tejido o el órgano respectivo queda atrofiado: puede ser causa de atrofia la falta de actividad de un órgano o la vejez del individuo, etc. (hipoplasia). En medicina, la reducción del tamaño o disminución de un órgano o tejido por falta de uso o enfermedad. La atrofia se inicia con gran rapidez si el entrenamiento se interrumpe o si un músculo está inmovilizado. Durante la primera semana de inmovilización, una reducción de fuerza entre el 3% y el 4% diario se considera atrofia muscular. La atrofia muscular se evita, si, en vez de interrumpir el entrenamiento, se reduce, como en el programa de mantenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.