Del lat. aversus, adj. Psicol.

Opuesto y contrario; malo, perverso.