De a- y zoospórico, adj. Bot.

En botánica, se aplica a un tipo de organización, que se repite en varios grupos de algas (clorofíceas, dinofíceas, heterocontas), caracterizado por la pérdida de las fases flageladas, que se conservan en otras formas primitivas. Así, por ejemplo, Chlorella es una clorofícea azoospórica que se multiplica por autóspora, a diferencia de Chlorococcum, que produce zoóspora; a pesar de que la organización en la fase vegetativa de ambos géneros es muy semejante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.