Por antonomasia, aquel banco donde tiene su asiento el ministro en la Corte española.