Quím.

El recipiente con agua puesto a la lumbre y en el cual se mete otra vasija para que su contenido reciba un calor suave y constante en cierta operación química, farmacéutica o culinaria (baño María).