Del gr. βαθύς, y -al, adj. Geol.

Perteneciente o relativo a las partes profundas del mar. Zona del fondo del mar, situada entre la nerítica y la abisal; se aplica a la zona del talud continental que está a una profundidad de entre 200 y 2 000 m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.