Del lat. basiāre, tr.

Tocar con los labios, contrayéndolos y separándolos, una parte del cuerpo de una persona o una cosa en señal de amor, afecto, o a veces como saludo o señal de respeto, generalmente en la cara. Hacer el ademán propio del beso, sin llegar a tocar con los labios. Tocar o rozar levemente una cosa a otra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.