Del lat. bestĭa, f. Zool.

Animal de cuatro patas, especialmente el doméstico que se usa para carga, como el mulo, asno, caballo o burro. Dícese de la persona que hace un uso excesivo de la fuerza física, es violento o tiene malos modos.