Med.

La extirpación de tejido cervical para su examen microscópico, a fin de diagnosticar una infección cervical crónica o un cáncer cervical.