Med.

Es la extracción de un tejido vivo para realizar un examen microscópico mediante aspiración a través de una aguja fina acoplada a una jeringuilla. El procedimiento se utiliza fundamentalmente para obtener células a partir de una lesión de contenido líquido, o cuando el líquido se forma en una cavidad serosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.