Med.

La extirpación de tejido renal para su análisis microscópico. Se realiza para establecer el diagnóstico de una nefropatía y ayudar a determinar el estadio de la enfermedad, el tratamiento adecuado y el pronóstico. En la biopsia abierta se hace una incisión que permite visualizar mejor el riñón y conlleva un riesgo más bajo de hemorragia; la biopsia cerrada o percutánea se realiza aspirando una muestra de tejido con una aguja; su período de recuperación es más corto y tiene menos riesgo de infección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.